lunes, 14 de noviembre de 2011

PORNO FICCIÓN, de Diego Doncel

PRESENTACIÓN DE PORNO FICCIÓN, POR AMADOR FERNÁNDEZ-SAVATER
Hace cada vez más frío”.
En el mundo de Diego Doncel la realidad se ha vuelto casi radioactiva. Exponerse a ella duele demasiado. ¿Cómo atenuarla? Limonada y pastillas. Autopistas y burbujas. Una realidad atenuada es aquella de la que no tenemos que hacernos cargo, porque otros ya sienten, piensan, recuerdan y sueñan por nosotros. Industria del porno, industria cultural, industria de la comunicación. “Lo real se confunde con el consumo de lo real”.
De la mano de los personajes de Porno ficción, nos hundimos hasta el fondo en todas las formas posibles de desconexión del mundo y de los otros. Pero nadie encuentra en esa ausencia ni una pizca de paz o serenidad. Sólo insomnio, sentimiento de pérdida e irrealidad, tristeza profunda, sensación de fracaso. “Ni siquiera la alta tecnología química es capaz de mantenerme en una órbita de emociones posibles”.
La realidad nos hace daño, pero la anestesia es aún peor. Entonces, ¿cómo escapar?
En los márgenes de la sociedad, algunos proscritos pelean por despertar, reactivando la sensibilidad y haciéndose un cuerpo capaz de amar, pensar, recordar y soñar. Exploran en el sexo la posibilidad de reiniciar una relación íntima con las cosas. Buscan el lugar donde el pensamiento recobra su dignidad al no separarse de la vida. Viven atentos a su experiencia y al mundo. Cada uno de ellos forma parte sin saberlo de una vasta conjura anónima e invisible.
Diego Doncel parece decirnos: hay que atreverse a intensificar la realidad, aunque duela. Inspirar toda la energía radioactiva y devolverla transformada en energía de liberación. Abandonarse en el desierto de las interrogaciones. Arriesgarse a amar en la dispersión. Convertir el anonimato padecido en una táctica elegida y ofensiva. Hacer palanca en el dolor que nos habita. “Tú me dijiste que el dolor es una superstición y yo vivo en esa superstición”.
Doncel mezcla en este libro la poesía y la ciencia-ficción para construir una verdadera “máquina de visión” que nos permita sentir y pensar (contra) el fondo mismo de la realidad contemporánea.

UN PASAJE DE PORNO FICCIÓN
SEXSURFING (FRAGMENTO)
El sexo, como la belleza, se basta para ofrecer una tregua al mundo pues sólo las pasiones intensas fijan el destino de las cosas.
Cierra los ojos y se vuelve de espaldas: su ano es un pliegue pequeño y perturbador como la fotografía del orificio de una bala.
Y el vello de su coño es breve, casi rojo, como un montoncito de marihuana quemándose en la palma de la mano.
No me importa quién soy yo mirando aquí, ni siquiera me pregunto qué es toda esta incertidumbre que me rodea.
Me considero demasiado insignificante para hacerme preguntas y sé que quien pregunta altera el curso del universo.
Soy en cualquier caso alguien que busca un lugar donde refugiarse y sabe que el sexo es el último refugio, la última resistencia.
Ella se pone boca arriba y sonríe. Sus pechos se agitan debajo de la camiseta como se agita un postre de gelatina.
No, afirma desde el fondo de la pantalla, el sexo es el principio. Es volver a iniciar una relación íntima con las cosas. Ser conscientes de la materia con que estamos hechos.
Las cosas se perdieron y nosotros nos perdimos de las cosas.
Hay una sensación de urgencia. Hay algo peligroso dentro de nosotros.
Hace cada vez más frío.

Porno ficción
Diego Doncel
128 páginas
10 euros
Colección poesía, 144

No hay comentarios: