viernes, 15 de mayo de 2020

ESE TIEMPO INDEFINIDO | El hombre que le susurra a los sentimientos

ESE TIEMPO INDEFINIDO | El hombre que le susurra a los sentimientos



Sigo en el plúmbico recibidor
del patio de armas
de ese palacio de cristal
que la imaginación creo
en el misterio
de sus sueños
esperando a que
en el crepúsculo del alma
el sol naciente ilumine
con sus débiles rayos
ese tiempo indefinido
de mi existencia
que corre sin descanso.

Sentado en el acantilado
de mis extrañas quimeras,
evoco como serán
las inevitables mañanas
de ese futuro de utopía,
mirando con ojos inquietos
lo que se muestra en el espejismo
coloreado de mi alrededor,
dibujándoles con cautela
el misterio que les espera
olvidando los tormentos
de su corazón,
y los sufrimientos
de sus largos días
cargados de sofocos
y sus frías noches
de heladas amarguras.

Sigo esperando
ese tiempo indefinido
que defina mi existencia
de trovador perdido,
de poeta inspirado,
de escritor con miedos,
de mascara con misterios.

Pippo Bunorrotri.
https//pippobunorrotri.com

viernes, 1 de mayo de 2020

Deus. Letras Galegas 2020

Muere a los 24 años el poeta Yahya Hassan

Muere a los 24 años el poeta Yahya Hassan

El joven poeta Yahya Hassan, durante una visita a Madrid en el 2014.

El joven poeta Yahya Hassan, durante una visita a Madrid en el 2014. / AGUSTÍN CATALÁN



El poeta danés de origen palestino Yahya Hassan, un fenómeno literario en Dinamarca, ha fallecido a los 24 años, informó este jueves Gyldendal, su editorial.



Hassan fue encontrado sin vida en su casa en Aarhus (oeste), ciudad en uno de cuyos guetos de inmigrantes musulmanes nació y creció, sin que se haya informado de la causa de su muerte.



'Yahya Hassan', su libro homónimo, sacudió el panorama literario danés en el 2013, convirtiéndose con 120.000 ejemplares, en el libro de poesía de un debutante más vendido en la historia de Dinamarca.



Sus poemas duros y directos sobre su crecimiento en una familia disfuncional, su crítica a los círculos islamistas y su peculiar estilo al recitar hicieron de él una prometedora figura de la literatura danesa y un fenómeno social, que fue traducido a varios idiomas, entre ellos el español.



Protección policial

Ganador de varios prestigiosos premios literarios en Dinamarca como el que otorga 'Politiken', principal diario del país, Hassan -crítico también con el Estado de bienestar danés- tuvo que recibir protección policial por amenazas de muerte de radicales islamistas.



Al éxito le siguieron nuevos problemas con la justicia por varios episodios violentos y posesión de drogas y un ingreso en un hospital psiquiátrico.



El joven poeta había regresado en noviembre pasado con 'Yahya Hassan 2', otro libro de poemas biográficos y por el que había sido nominado al premio de literatura del Consejo Nórdico, uno de los más prestigiosos en Escandinavia.







Poemas y texto sacados de

https://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2015/02/yahya-hassan-15067-poeta-de-dinamarca.html





Yahya Hassan, el poeta danés que escupe

a Europa



Está cabreado. Ha nacido y crecido en un suburbio de Aarhus, la segunda ciudad danesa más grande. Sus padres son palestinos.



Está cabreado. Ha nacido y crecido en un suburbio de Aarhus, la segunda ciudad danesa más grande. Sus padres son palestinos. Hasta que lo meten en un internado, con 13 años, sufre su maltrato, su castigo y su odio. Él y al resto de sus hermanos. Yahya Hassan tiene 19 años y llega cuarto de hora tarde a esta entrevista o lo que sea. Ha dejado de delinquir gracias a la literatura, se ha convertido en un escritor de éxito y su destructivo poemario se ha traducido a ocho idiomas, y ha vendido más de 100.000 ejemplares del libro que tituló con su nombre y aquí publica el sello Suma. Sin más. Pero sigue odiando al mundo. Con verdadero asco, con auténtico desprecio. La indignación es un enfado de salón con alfombra y un vaso de whisky sobre la chimenea, él está jodido.



La Justicia le conoció como delincuente y unos años después le protege de quienes quieren verlo muerto. Sus críticas contra la comunidad musulmana danesa y la extrema derecha, impresas en este poemario urgente, brillante y visceral, no han gustado. No está resentido por llevar escolta o por tener que defenderse en los platós de su país. Que haya escrito sobre su vida a borbotones y lo haga en mayúsculas, como un grito impertinente que no va a callar, no es más que un botón –apenas depurado- de todo lo que tiene ahí adentro metido.



Hassan acaba de entrar a la terraza del hotel en el que la editorial recibe a los periodistas para preguntarle a su autor por lo obvio cuando tratamos de buscarle sentido a una fiera indomable, que pide un vodka pasadas las once de la mañana o responde con la misma desgana que el que pregunta, de pie, moviéndose de un lado para otro, como un león enjaulado, mientras la traductora resuelve el danés en español, saltándose las palabras que podrían ofender al periodista. Se agarra al cigarrillo y a un mechero con la piedra destrozada y el dedo pulgar chamuscado.



Mientras espera una nueva cuestión se revuelve, tira hojas arrugadas por el balcón. Tampoco se siente cómodo con el papel de escritor, a pesar de que trate de camuflarlo con botines brillantes, traje azul, camisa estampada a mil flores y un pin con la bandera de Palestina en la solapa. “Que no leo. Ahora no. Porque soy muy vago. Antes, por supuesto. He leído muchísimas novelas, pero no tengo suficiente memoria como para recordarlas. Y poesía casi todo el tiempo”. Al periodista inútil no se le ocurre otra cosa más que insistir por la senda de lo previsible. ¿Algo de poesía española? “Desgraciadamente, no soy tan culto como parezco”.

En esencia, Hassan es un kamizake que ha devuelto toda esa miseria que traga desde hace casi dos décadas. Lo ha hecho sin miedo a la represión, a los tabúes o a las amenazas. Un vómito auténtico, y viceversa. Es un adicto a la libertad de expresión. “Por muchas razones no sé nada del futuro, ni me interesa”, contesta. Tampoco sabe si volverá a escribir: “Para que haya expresiones, tiene que haber impresiones”, pero ¿qué puede impresionar a alguien que ha estado en busca y captura?



El libro arranca con una paliza. El padre no se anda con chiquitas y uno piensa en todos los disfraces con los que viste Tarantino su violencia para hacerla pop. Aquí hay mugre y sangre de verdad. En su país lo comparan con Walt Whitman desatado, otros con Jean Genet, pero lo que pone sobre la mesa la aparición de Yahya Hassan es el cuestionamiento de la propiedad de la literatura, ¿de quién es? ¿Quién llega a la literatura? ¿Quién pone las fronteras? ¿Quién pide el pasaporte? ¿Quién levanta la barrera?.



“Escribo porque es mi forma de expresarme”. El escritor continúa de pie y en el contrapicado desde el sofá del lujoso lounge, para holgazanear mirando los tejados de la ciudad, se asoma el rastro del acné juvenil cruzado por alguna que otra cicatriz. Un niño salvaje, colmado de rabia, dolor y alegría. Ésta en menos cantidad que los otros dos componentes básicos de su poesía a la que llegó como plan de rehabilitación del municipio. A los niños en riesgo social les ofrecían cursos de creatividad para sacarles de quinquis. “Tuve que decidir entre ir a clases de danza o rap”. No le hemos visto bailar.



Así que empezó escribiendo letras para canciones de rap y pronto se cansó de la caricatura de cantarles a chicas y chicos enamorados de sus coches y de su ropa. “Ahora escribo de forma más libre”. En el poemario desvela que escribir es como una habitación sin ruidos, en la que se aísla con las palabras y sus vivencias, sin ser perseguido por nadie. “No buscaba tanto una poesía como expresarme libremente. Al final, parece que es poesía, porque es lo que más libertad me da. Pero no me importa si es novela, relato o lo que sea”.



Los poemas avanzan como lo haría un diario, desde la infancia a la adolescencia, pasando por persecuciones policiales, prisiones preventivas, porras extensibles, centros de día, insultos a Alá y a la hipocresía de la sociedad europea. No queda títere con cabeza, su ateísmo es un escupitajo que se ríe del agua contaminada que beben en la mezquita como si fuera la del pozo que el arcángel Gabriel hizo aparecer por arte de magia en el desierto cuando Abrahán e Ismael se morían de sed. Pero también hay ración de ironía para el cristianismo y la Policía. Y el periodista, que acaba de soltar estúpidamente la palabra prohibida: “inmigrante”. 



Hassan cambia de tono drásticamente y el torrente en danés crece para aclarar que no es inmigrante, que nació en Dinamarca, que le molesta esta jerga nuestra de los medios de comunicación. “¿Qué es un inmigrante? Una persona que se pone unas botas, mete comida en la mochila y cruza fronteras. Poco más. Pero qué hay detrás de la persona, cómo es su historia. Y qué es la literatura de la inmigración. Eso no existe”.

Parecía imposible, pero su enojo crece. Ha sido la tecla de la política, del menosprecio europeo a la migración. “La gente no quiere preguntarse ni entender el pasado de nadie. Es más fácil ser solamente un inmigrante. Como la sociedad no quiere asumir la responsabilidad ante los inmigrantes, prefiere crear unos estereotipos”. La obra de Yahya Hassan, precisamente, es eso, un vaciado de la experiencia personal sin concesiones, ni adversativas. Eso sólo puede hacerlo alguien con una biografía negra y resaca, de corazón enorme. Entonces, ¿utopía? ¿La literatura cambiará esto? “Evidentemente, la literatura no cambiará nada porque tú me has preguntado por la inmigración”.











INFANCIA



CINCO HIJOS EN FILA Y EL PADRE CON UN PALO EN LA MANO

LLANTO Y UN CHARCO DE ORINES

UNO POR UNO OFRECEMOS LA MANO

EN ANTICIPACIÓN DEL CASTIGO QUE LLEGARÁ

EL SONIDO DEL GOLPE

UNA HERMANA QUE SALTA

VELOZ DE UN PIE A OTRO

LOS ORINES BAJAN EN CASCADA POR SU PIERNA

PRIMERO UNA MANO LUEGO LA OTRA

SI NO TE APURAS EL GOLPE CAE DONDE CAIGA

UN GOLPE UN GRITO UN NÚMERO 30 O 40 O 50 A VECES

Y LA PATADA EN EL CULO CUANDO PASAS LA PUERTA

UN HERMANO QUE ÉL LEVANTA POR EL HOMBRO

Y SIGUE CONTANDO Y GOLPEANDO

A LA ESPERA DE MI TURNO MIRO AL PISO

MAMÁ QUIEBRA PLATOS EN LA ESCALERA

MIENTRA AL JAZEERA TRANSMITE NOTICIAS

BULDOZERS MUY ACTIVOS Y CUERPOS QUEMADOS EN PEDAZOS

LA FRANJA DE GAZA EN LA RESOLANA

QUEMAN BANDERAS

SI UN SIONISTA NO ACEPTA QUE  EXISTIMOS

NO EXISTIMOS

CUANDO NOS TRAGAMOS EL DOLOR Y EL MIEDO

CUANDO ANHELAMOS RESPIRAR Y DARNOS SENTIDO

NO PODEMOS HABLAR ÁRABE EN LA ESCUELA

NO PODEMOS HABLAR DANÉS EN CASA

UN GOLPE UN GRITO UN NÚMERO











A LA PUERTA



ROSQUILLA NAVIDEÑA EN MANO ME METÍA EN UN ARMARIO

APRENDÍ A AMARRAR EL CORDÓN DE MIS ZAPATOS EN SILENCIO

DECORÉ NARANJAS CON ESPECIAS Y CINTAS ROJAS

COLGABAN DEL TECHO COMO MUÑECAS DE VUDÚ

ASÍ RECUERDO EL KINDERGARTEN

LOS OTROS ESPERABAN A PAPÁ NOEL

PERO YO LE TENÍA TANTO MIEDO

COMO A MI PADRE









SALAM HABIBI



YO PULÍA UN PEDAZO DE MADERA EN LA ESCUELA

CUANDO EL MAESTRO ME ENTREGÓ EL TELÉFONO

QUE USABA PARA LLAMAR A MI PADRE

QUÉ HE HECHO AHORA PREGUNTÉ

Y PUSE EL TELÉFONO AL OÍDO

PERO ERA MI MADRE

DIJO QUE SE HABÍA IDO

ME PUSE A LLORAR

LA NOCHE ANTERIOR NOS HABÍAN DEJADO EN LA SALA

LA PUERTA DE LA ALCOBA PERMANECÍA CERRADA

RUIDOS ADENTRO Y UNA MIRADA POR EL OJO DE LA CERRADURA

MAMÁ CON UN CABLE AL CUELLO

YO EMPUJÉ LA PUERTA Y ÉL SE SOLTÓ EL CINTURÓN

YA ME HABÍA DICHO QUE PERMANECIERA EN LA SALA







POEMA EXTENSO (Fragmento)



TÚ NO CONSUMES CARNE DE PUERCO

QUE ALÁ TE BENDIGA POR TU DIETA

TÚ QUIERES LA ORACIÓN DEL VIERNES EL PRÓXIMO VIERNES

QUIERES RAMADÁN EL PRÓXIMO RAMADÁN

Y ENTRE VIERNES Y VIERNES Y RAMADÁN Y RAMADÁN

QUIERES LLEVAR UN PUÑAL EN EL BOLSILLO

VAS AVERIGUANDO LOS PROBLEMAS DE LA GENTE

CUANDO EL ÚNICO PROBLEMA ERES TÚ











LOS CAMINOS DE ALÁ TERMINAN AQUÍ

NUNCA LLEGARÁ UN DÍA CON COCHE AMARILLO Y CARICIAS

ESTO ES LO MÍO

ORACIÓN DEL VIERNES Y CERVEZA

FALTA DE OXÍGENO EN EL GUETO

TENSO COMO EL CINTURÓN DEL HIMALAYA.











CAGO UNA ROSA CON ESPINAS

MI OJETE SANGRA DE LOCURA Y VENGANZA

ME METIERON EL ANTISEMITISMO CON LA LECHE PATERNA

CON LOS DRONES SOBRE LOS OLIVOS

CON ESTRELLAS Y BARRAS Y FÓSFORO BLANCO

ME LO METIERON CON EL MURO DE LAS LAMENTACIONES

CON PENA DESDE EL HOLOCAUSTO

CON LA PENA DE LOS PALESTINOS Y YO ME COMPADEZCO DE ELLOS.









UN MUSULMÁN DEL PARQUE DE GELLERUP

DA CON NUESTRO PORTAL

LEE EN LOS BUZONES

Y LLAMA A LA PUERTA CON MÁS NOMBRES DE CHICA

VALORA LA PROLE

QUIERE A MI HERMANA PEQUEÑA DE AMA DE CASA

CREARLE UN PARAÍSO EN OTRO BLOQUE DE CEMENTO

CON ALÁ COMO GUÍA Y UNA DIFERENCIA DE 20 AÑOS

SER EL PRIMER HOMBRE EN LA PRIMERA NOCHE

FOLLAR CON SU BARBA Y DAR GRACIAS A ALÁ POR TODO

OTRO MUSULMÁN DEL PARQUE GELLERUP

DA CON NUESTRO PORTAL

VALORA LA PROLE

QUIERE A MI HERMANA

PARIRÁ 10 RATERILLOS PARA DESENTENDERSE DE ELLOS

SI SE HACEN INFIELES.











ME DEJASTE ASÍ

CON UN PORRO EN LA COMISURA DE LOS LABIOS

UÑAS DE HACHÍS MORDIDAS

PANTALLA NEGRA Y SUPERMARIHUANA

YO NO SÉ QUÉ ES LO QUE PASA AHÍ DETRÁS DE LOS ÁRBOLES

SI ES OTRO EL VIENTO QUE SOPLA

PERO TE ESTOY LLAMANDO DESDE LA COMISARÍA.











YO YO SOY EL HIJO LOCO

YO YO HE CAMBIADO LOS BUZOS DE JOGGING

POR CIVILIZADOS Y MODERADOS

JEANS PITILLOS

YO YO LES HAGO LA GUERRA CON PALABRAS

Y USTEDES USTEDES RESPONDEN CON FUEGO

YO YO SOY KAFIR YO SOY MUNFIQ

YO YO SOY PERRO

YO YO SOY SUCIO MI ALMA POBRE

Y POR SOBRE ESTOS ACTOS ATROCES



YO DESCANSO BAJO EL SOL DE PRIMAVERA











LA PUERTA DEL DORMITORIO ESTABA CERRADA

SONIDOS DETRÁS DE LA PUERTA Y UN VISTAZO

A TRAVÉS DE LA CERRADURA

MADRE CON UN CABLE ALREDEDOR DE SU GARGANTA

ABRO LA PUERTA Y ÉL SE QUITA EL CINTURÓN

YA ME HABÍAN DICHO QUE ME QUEDARA EN EL SALÓN






Kikakokú! Ekoraláps! von Paul Scheerbart (Oskar Pastior)

Kikakokú! Ekoraláps! von Paul Scheerbart (Oskar Pastior)



Idioma: alemán



Kikakokú! Ekoraláps! von Paul Scheerbart

Wîso kollipánda opolôsa.
Ipasátta îh fûo.
Kikakokú proklínthe petêh.
Nikifilí mopaléxio intipáschi benakáffro – própsa
                                      pî! própsa pî!
Jasóllu nosaressa flípsei.
Aukarótto passakrússar Kikakokú.
Núpsa púsch?
Kikakokú bulurú?
Futupúkke – própsa pî!
Jasóllu...
(Lautgedicht von Paul Scheerbart, erschienen 1897 in seinem Roman „Ich liebe dich“)

dazu die Oberflächenübersetzung:
Kikakokú – Eros & Callas
Ein Echo-Kollaps
                 für John Yau

Bison, Kolibri, Pandas – in die Opposition!
Passat-Winde, ich flüchte.
Pinakothek: Korinthen deklinieren Pepita.
Nekrophilie-Mob im Lexikon, Ostern marsch in die
               Luxus-Cafés – Grenzwert π, Grenzwert π!
Ja soll ich da nicht besser ausflippen, Beinhaus?
Au, Karotten, au Möhring-Panzerkreuzer Kikakokú!
Hochzeit im Busch?
Kinkerlitzchen Bülbül?
Fick dich, Puck – Grenzwert π!
Jawollust, ich soll.

lunes, 13 de abril de 2020

(6) De Catro a Catro - Balada d´o pailebote branco

(6) De Catro a Catro - Inicio



Balada d´o pailebote branco
......Escoitábamos o vento

......rindo-se malévolo

debaixo d'o seu disfraz

......E tamén contou o barco

a hestoria d'o piloto

a d'o gavieiro e a d'o rapaz

......Vós xa sabedes todo

......Eso que din as estampas

d'o libro de Simbad

......Pero él contounos o resto

......"Estreaba o horizonte

unha largacía audaz"...

......O barco foi percorrendo

as cicatrices sentimentaes

que lle deixaron vellos navegantes

......E os adeuses que leva n-a vela

......grabados por miradas

tristes definitivas e distantes

......Un día fixo-se ao mar

'ca parola ceifada n-os beizos

......E xa nunca volveu

......Agora eu busco un vello mariñeiro

......ou unha hestoria d'o pailebote branco

......ou calquer outra cousa ...

..................... ...................¿que sei eu!

......Escoitábamos o vento

......rindo-se malévolo

......debaixo d'o seu disfraz

......Pero a hestoria d'o pailebote branco

non-a sabía o piloto

......nin o gavieiro

......nin o rapaz.






Balada del pailebote blanco

___ Escuchábamos al viento

___ riéndose malévolo

debajo de su disfraz

___ Y también contó el barco

___ la historia del piloto

la del gaviero y la del grumete

___ Vosotros ya lo sabéis todo

___ Eso que dicen las estampas

del libro de Simbad

___ Pero él nos contó el resto

___ «Estrenaba el horizonte

una largura audaz…»

___ El barco fue recorriendo

las cicatrices sentimentales

que le dejaron viejos navegantes

___ Y los adioses que lleva en la vela

___ grabados por miradas

tristes definitivas y distantes

___ Un día se hizo a la mar

con la palabra segada en los labios

___ Y ya nunca volvió

___ Ahora yo busco a un viejo marinero

___ o una historia del pailebote blanco

___ o cualquier cosa…

___ ___ ___ ___ ___ ___ ¿qué sé yo!
___ Escuchábamos al viento

___ riéndose malévolo

debajo de su disfraz

___ Mas la historia del pailebote blanco

no la sabía el piloto

___ ni el gaviero

___ ni el grumete

martes, 7 de abril de 2020

Domenico Modugno - Cosa sono le nuvole, poema de Pasolini







Cosa sono le nuvole - testo

Che io possa esser dannato
se non ti amo
e se così non fosse
non capirei più niente.
Tutto il mio folle amore
lo soffia il cielo
lo soffia il cielo... così.
Ah, ma l'erba soavemente delicata
di un profumo che dà gli spasimi!
Ah, ah, tu non fossi mai nata!
Tutto il mio folle amore
lo soffia il cielo
lo soffia il cielo... così.
Il derubato che sorride
ruba qualcosa al ladro
ma il derubato che piange
ruba qualcosa a se stesso.
Perciò io vi dico
finché sorriderò
tu non sarai perduta.
Ma queste son parole
e non ho mai sentito
che un cuore, un cuore affranto
si cura con l'udito.
E tutto il mio folle amore
lo soffia il cielo
lo soffia il cielo... così.

domingo, 5 de abril de 2020

Luis Eduardo Aute, el café Hafa y Tánger

Luis Eduardo Aute, el café Hafa y Tánger | Periodistas en Español







Luis Eduardo Aute, el café Hafa y Tánger

Luis Eduardo Aute, sin duda, era un referente en la canción de autor en España, además de sus otras destacadas facetas como la de pintor en la que se inició y donde contaba que le gustaba que su padre le llevara a museos porque así veía desnudos.
Luis Eduardo Aute en Tánger, imagen de la contraportada del disco Slowly
Luis Eduardo Aute en Tánger, imagen de la contraportada del disco Slowly
Nació en Manila y era una de las anécdotas que contaba la última vez que lo ví en septiembre de 2015, poco antes de darle el infarto cerebral que le ha llevado finalmente a la muerte.
Entonces recordaba su infancia y mencionaba un dato, tal vez no muy difundido, que Manila fue, tras Dresde, la ciudad más bombardeada en la Segunda Guerra Mundial.
Pero de entre todas las relaciones que tuvo con numerosas ciudades uno se detiene con la que tuvo con Tánger y a la que dedicó uno de sus temas dedicado a un espacio mítico, el café Hafa que dentro de un año cumplirá un siglo de existencia.
Entre los músicos que también pasaron por allí se puede citar a Jimi Hendrix (1942-1970), John Lennon (1940-1980), Mick Jagger y Paul MacCartney.
También actores como Sean Connery quien además recreó el papel del jeque Raisouli (1871-1925) en ‘El viento y el león’ rodada en 1975 en España y que narra de forma ficticia el conocido ‘incidente Perdicaris’ sucedido en Tánger, el secuestro de Ion Perdicaris y su hijastro, en la que se recoge la conocida proclama del presidente estadounidense Theodore Roosevelt (1858-1919), «¡Perdicaris vivo o Raisuli muerto!».
Y entre los muchos escritores Jean Genet (1910-1986), Jack Kerouac (1922-1969), Tennessee Williams (1911-1983), Paul Bowles (1910-1999), Truman Capote (1924-1984), Allen Ginsberg (1926-1997), William Burroughs (1914-1997), hasta los marroquíes Driss Chraïbi (1926-2007), Mohamed Chukri (1935-2003) y Lofti Akalay (1943-2019).
Este legendario café, donde finaliza la arquitectura modernista del barrio de Marshan, donde se ubicaba el antiguo estadio de fútbol, huella española, construido en 1939 o en cuyas calles vivió el escritor maldito por antonomasia, Ángel Vázquez (1929-1980), el único premio Planeta nacido en Tánger, también ha sido citado en la obras de otros autores españoles que también le dedicaron un poema como Álvaro ValverdeAntonio Agudelo o Verónica Aranda.
La letra de Hafa Café de Aute, sin duda, recrea ya no solo el ambiente de este local escalonado al aire libre y con vistas inmensas a las aguas del Atlántico, sino también de Tánger con referencias literarias como la de la novela ‘El cielo protector’ de Paul Bowles, que se convirtió en residente en la ciudad.
No hay mejor homenaje que escuchar, entre otras muchísimas canciones de su magnífico repertorio, Hafa Café y que aparece en su disco Slowly de 1992:
La luna sobre el Tánger
Velaba la noche de Alá
Cuando nos encontramos
En el cabaret del Chelar
Cruzamos las miradas
Te dije «salaam alekum»
Pero el recepcionista
Nos dijo «this moment no room»
Te recordé desnuda
Bajo el cielo protector
Tomando té, adormecida
Sobre tu chador
Cuando te amé
En las terrazas de Hafa Café
Hafa Café
No había ningún taxi
«la casba olía a mará»
Y un par de policías
Corrían trás Alibabá
Subimos monte arriba
Por sendas de flores de azahar
De Jafa en la colina
Miraba a los lejos el mar
Te recordé desnuda
Bajo el cielo protector
Tomando té, adormecida
Sobre tu chador
Cuando te amé
En las terrazas de Hafa Café
Hafa Café
El Hafa era un aroma
De cuero a la menta con hash
En un rincón mi yaya
Te vio y su mirada
Fue un flash
Se acercó a nuestra mesa
Con ojos de vil seductor
Y te cantó en «marjaba»
«we’ll do it right here on the floor»
Te recordé desnuda
Bajo el cielo protector
Tomando té, adormecida
Sobre el chador
Cuando te amé
En las terrazas de Hafa Café
Hafa Café

sábado, 4 de abril de 2020

ASCO, de Tristan Tzara

Tristan Tzara – Poesía y otras zarzas



Aquí hay orillas de mar muerto
bosques de betún nubes de piedra
aquí el horizonte está vacío de naves
las aguas de algas de ballenas de coral
Ningún pez en el agua, las algas no serpentean perezosamente
y me duele me duele como los gritos de la sirena
En las colinas amarillas
hormiguean tantas especies de animales
en las marismas verdosas
en la fábrica abandonada de los fantasma de humo
alma llena de enfermedades
¿te gustaría perderte?
Las laderas de arcilla
han bebido la nieve de tantos inviernos
y yo quiero abrazarte, abrazarte
con caricias de larva
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda
Dégoût
Ici il y a des rivages de mer morte
Des forêts de bitume des nuages de pierre
Ici l’horizon est vide de navires
Les eaux d’algues de baleines de coraux
Nul poisson dans les eaux, les algues ne serpentent pas paresseusement
Et j’ai mal j’ai mal comme les cris de la sirène
Sur les collines jaunes
Fourmillent tant d’espèces d’animaux
Dans les marais verdâtres
Dans l’usine abandonnée aux fantômes de fumée
Âme pleine de maladies
Voudrais-tu te perdre ?
Les pentes d’argile
Ont bu la neige de tant d’hivers
Et moi je veux t’embrasser, t’embrasser
Avec des caresses de larve